EL DINERO LOS UNE

Bastó un dialogo, una solicitud de la familia Menchaca con el Gobernador del Estado, Antonio Echevarría García, para que de inmediato, sin hacer uso de los protocolos jurídicos, con todo el poder y rigor de la Ley, casi de inmediato un numeroso elementos de la Policía Nayarit se dieran a la tarea de detener y llevar a la Penal de Tepic a tres productores de caña, entre  ellos a Agustín Galaviz, el Secretario General de la Asociación cañera adherida a la Confederación Nacional Campesina.

La Fiscalía comandada por Petronilo Díaz Ponce Junior otra vez, nuevamente se puso al servicio de su patrón, Toño Junior, antes lo hizo para detener a líderes ganaderos insurgentes enemigos del régimen.

Ahora, se confirma lo que todos saben: los intereses económicos unen. Y esto no es de ahora sino de todo el tiempo.

A la familia Menchaca, al igual que a la familia Echevarría los une la industria, los negocios, las familias, pero sobre todo los recursos millonarios, los muchos pesos y centavos. Y eso se confirmó este pasado fin de semana.

LOS CAÑEROS, YA SABEN

Aquí también se demostró y confirmó lo que todos que integran la industria cañera saben: que los dirigentes de los productores están prácticamente sometidos a los patrones, es decir, a la familia Menchaca, propietaria del Ingenio El Molino.

Solo bastó una plática, muy breve por cierto, y casi como por arte de magia, la dirigencia cañera que lidera Agustín Galaviz se dobló ante la familia Menchaca; de inmediato se arreglaron.

A partir de ayer mismo los camiones cargados de caña entran al Ingenio para que se lleve a cabo la molienda, y será hoy por la mañana cuando los Menchaca retiren la demanda que tienen en la Fiscalía, y así puedan los líderes por lo menos acercarse a las instalaciones del Ingenio.

Así pues, la familia Menchaca se apunta un triunfo más. Sigue con el apoyo del gobierno local en turno, y con la sumisa y ahora con  la vapuleada dirigencia cañera.

COTIDIANAS

Todo un circo de tres pistas es el que se está armando dentro y fuera del edificio del Congreso del Estado. Se instalan gradas, en la Avenida México, techo de malla sombra, aparatos de sonido, y el más completo sistema de seguridad. Todo esto por la visita que hará mañana al Congreso local el Presidente de todos los mexicanos, Andrés Manuel López Obrador quien viene a la conclusión de los festejos del centenario de su muerte del poeta nayarita y universal, Amado Nervo…Ya se veía venir. Todo era cuestión de tiempo. Y ayer se llegó la hora, se cumplió el tiempo: policías privados se dieron de golpes y muchas mentadas de madre con decenas de gentes que se dicen campesinos, y que aseguran los dueños de la autopista Trapichillo-Matanchen no les han pagado las tierras, entre otras y muy sentidas quejas. Esto aquí no termina. Seguramente los “campesinos” volverán a tomar las Casetas de Cobro, y obvio, serán reprimidos por los cuerpos de seguridad que paga uno de los hombres más ricos del mundo, Carlos Slim, el dueño de la autopista. Aquí la pregunta, ¿a quién, a quienes apoyará el gobernante Toño Junior?…BROCHE POLÍTICO: Sin duda, son uña y carne los dueños del capital y los medios de producción.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *