LA VIOLENCIA QUE VUELVE

Algo pasó, algo ya no está bien, y es que, ya tres o cuatro meses y las ejecuciones, “levantones”, secuestros express, y las amenazas regresaron a este sufrido Estado de la República mexicana: Nayarit, y en especial en la capital del Estado.

Todavía se recuerda cuando llegó a la Secretaría de Seguridad Pública Jorge Benito, en esos momentos relevaba en el cargo a un personaje que de tan inútil ni el nombre se mantiene en la memoria.

Jorge Benito fue un éxito en el cargo; prácticamente de la noche a la mañana se acabaron los hechos delictivos, y más de uno aseguraba –haciendo señales de cruces y más cruces- que Benito había tenido el tino de negociar con los capos de los cárteles de la delincuencia organizada. Como cuando Veytia, pues.

Pero esa tensa paz, esa paz narca –conocida para muchos- terminó, algo ya no salió bien, alguien se salió del control y los resultados están a la vista de todos, de propios y extraños, de chairos y fifís.

Y las especulaciones, los rumores, y hasta los mitotes: “fue el cambio del gobierno federal lo que descompuso los acuerdos entre gobierno y capos”.

Se insiste, solo son rumores, especulaciones y hasta mitotes. Esto solo lo sabe Jorge Benito, el responsable de dar seguridad a los nayaritas, a  esas gentes mayoritarias que sí hacen efectiva esa expresión tan popular en este gobierno de la Cuarta Transformación: “abrazos, no balazos”.

Tendremos que esperar que la plaza Cora se tranquilice. Ya seremos testigos si la Guardia Nacional cumple con lo prometido o sí será más de lo mismo: ejecutados, “levantones”, secuestros, desaparecidos, amenazas, cobros de piso, entre otros delitos. Por lo pronto, en Nayarit regresaron los malos de la película.

EN LA UAN, O SÍ, O SÍ

Tendrá que ser en este mismo mes, en este mes que corre cuando la Secretaría de Educación Pública deberá dar respuesta a la urgente demanda de las autoridades de la Universidad Autónoma de Nayarit, de su desesperada petición que tiene que ver con un apoyo millonario para que Rectoría pueda pagar salarios y prestaciones a los Maestros y trabajadores que laboran al interior del Alma Máter.

Y es que, ya para el próximo mes, Rectoría no tendrá recursos financieros para pagar salarios y prestaciones, y obvio, eso genera molestia e inconformidad entre la clase trabajadora, esa misma que ya anda buscando la forma de volver a la protesta a la presión para que, quienes manejan la Secretaría de Hacienda aflojen el codo y suelten el llanto.

Seguramente su petición será resuelta de manera positiva; difícilmente el Presidente de la Cuarta Transformación se animará a negarle recursos financieros a la Máxima Casa de Estudios.

Porque, dinero si hay. Ya se sabe que, entre uno los acuerdos de López Obrador con Donald Trump fue que, con los impuestos de los mexicanos se dará empleo, salud y otros beneficios a decenas de miles de centroamericanos que viven en la zona fronteriza del país y que piden asilo político al vecino país del norte.

COTIDIANAS

 Francisco Javier Castellón Fonseca, Presidente Municipal de Tepic, con estoicismo aguanta el vendaval de la orquestada campaña de desprestigio y difamación que se viene dando en su contra a través de las redes sociales. Castellón merece sin duda mejor trato. Es un Alcalde que las justas demandas sociales las enfrenta con hondas limitaciones financieras…Leonor Naya, ex Diputada local dejó la vida terrenal y se fue al viaje sin retorno. A Leonor la conocí en épocas secundarianas, y desde siempre fue una persona atenta, siempre sonriente. Descanse en paz la contemporánea…BROCHE POLÍTICO: Es una realidad: los narcos como los políticos. Están al vaivén de los cambios gubernamentales.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *