¿Y EL PARQUE LINEAL, QUÉ?

Obra cumbre del hurto, el robo y la deshonestidad es el llamado Parque Lineal, ese mismo que no se terminó, pero que, presuntamente se invirtieron más de los 300 millones de pesos.

En una primera etapa  dicha obra, monumento al despilfarro y a la corrupción se invirtieron alrededor de 70 millones, en el tramo que correspondían de Las Brisas a la calle Brasil. Y en la segunda etapa, que presuntamente terminaría este Parque Lineal con los más de 10 kilómetros que comprende el Libramiento de Tepic, se aplicarían otros 230 millones.

La historia es por todos conocida: el Parque Lineal quedó inconcluso, y hasta el momento nada se sabe en donde quedaron las millonadas que supuestamente se tenían etiquetados para terminar la obra, tal y como en su momento lo aseguró, Gianni Ramírez el ex Secretario de Obras Públicas del sexenio famoso por corrupto e impune, el de Roberto Sandoval Castañeda.

Así pues, todos los días, los miles y miles de automovilistas que transitan por el Libramiento de Tepic pueden dar fe de esta obra, y pueden constatar que para nada sirve.

Y EL JUNIOR, NADA DICE

Como se sabe, el Parque Lineal no alcanzó a terminarlo el gobierno del siempre deshonesto, Roberto Sandoval; la segunda etapa la siguió el gobierno que lo relevó, el del gobernante Junior, Antonio Echevarría García.

Y muy a pesar de los insistentes señalamientos  por la ciudadanía en contra de este monumento al robo y la corrupción, pero también a la inutilidad, en su momento, y ahora menos, nada ha dicho el Junior, simple y llanamente, entre sus amistades, afirma que “no le va invertir un peso para terminarlo”.

Sin embargo, el problema es que esta millonaria  inversión se hizo con recursos públicos, que se llevó a cabo –aunque no esté terminada- con dinero que salió de las arcas del Estado, y que debió de haberse invertido en obras que demandan las familias nayaritas, como son agua potable, drenajes, vialidades, etc. etc.

Por esta razón es lamentable y hasta se comete el delito de omisión por parte del mandatario local por no alzar la voz para defender a las mayorías que representa; por permitir que el anterior gobernante se fuera con las alforjas llenas de dinero mal habido.

Conocer la verdad sobre los más de 300 millones de pesos que se invirtieron en la inconclusa e inútil obra del Parque Lineal es un deber y una obligación del Gobernador Junior. No se vale que se quede callado y con ello solape un acto de extrema corrupción del ex Gobernador, Roberto Sandoval.

COTIDIANAS

Urge que las lluvias y tormentas lleguen a la capital nayarita, y es que, desde hace un par de días brigadistas llevan a cabo los trabajos para combatir los incendios que registra el Cerro de San Juan. Aquí, quienes más lo piden con alma, vida y corazón, son los apaga-fuegos de la Conafor, y tienen razón: este gobierno de la Cuarta Transformación los dejó sin presupuesto, porque presuntamente se lo robaban…Aquí, propios y extraños se rasgan las vestiduras por el proceso interno que se realiza en el PRI para elegir a la nueva dirigencia nacional. Los antipriístas están molestos y preocupados por lo que consideran una elección amañada y de “dedazo”. Aquí, no se deben preocupar, ni molestarse: el PRI sigue igual, igual que los demás partidos políticos…BROCHE POLÍTICO: Quedarse callado ante la pública y notoria deshonestidad, es también corrupción.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *