LO MEDIATICO, LO APLASTA

En la zona norte de la entidad, decenas y decenas de miles de familias de los municipios de San Blas, Santiago, Tuxpan, Ruíz, Rosamorada, Tecuala y Acaponeta tienen ya muchos años suplicando para que la Comisión Federal de Electricidad deje de cobrar una tarifa abusiva, leonina, un cobro que daña severamente la economía de la región, y por supuesto, más a las familias de escasos recursos económicos.

Gobiernos van, gobiernos pasan y es fecha que todo sigue igual: el pueblo en lucha contra la CFE, y los Presidentes de la República siguen con más de lo mismo, es decir, no resuelven.

Durante su campaña política-electoral, el ahora Presidente de la Cuarta Transformación, Andrés Manuel López Obrador prometió el cielo y las estrellas, y entre otras promesas fue bajar la tarifa del servicio de luz a la zona norteña nayarita.

Sin embargo, el tiempo pasa y a siete meses de gobierno las familias del norte de este pedazo de nuestra geografía nacional siguen pagando sumamente cara la luz eléctrica.

Haced apenas unos días estuvo en la capital del Estado, en la ciudad de Tepic, López Obrador y en su tradicional conferencia de todos los días, realizada aquí, periodistas le cuestionaron sobre la reducción de la citada tarifa, y se hizo el occiso.

Pese a todo, este gravísimo problema social fue aplastado, sepultado por el mediático caso del joven de Bahía de Banderas “desaparecido” por presuntamente elementos de la Fiscalía General del Estado. Denuncia que fue presentada ante el Presidente por la periodista, Patricia Aguilar.

¿DÓNDE QUEDÓ LA BOLITA?

Bien dice la canción, “el amor acaba…”. Lo anterior viene a colación porque lo que se creía imposible sucedió: el cese de Riki Rincón como Secretario de Obras Públicas del Gobierno del Estado.

Efectivamente, en anteriores columnas comentamos sobre los funcionarios que anidaban en el corazón del mandatario nayarita, Toño Echevarría Junior, y entre los muy poquitos estaba, Riki Rincón. Sin embargo de nada le valió, a final de cuentas fue despedido.

Este hecho recuerda cuando, Antonio Simancas Robles, amigazo del alma del entonces gobernante Antonio “El Tigre” Echevarría Domínguez fue despedido de la Secretaría de Finanzas del gobierno local.

En ese tiempo, se aseguró que Simancas fue cesado no por corrupto ni por incapaz sino por déspota y prepotente. Según cuentan el entonces
Secretario de Finanzas ni siquiera recibía en sus oficinas a la lideresa del SUTSEM, a Agueda Galicia Jiménez. De ese tamaño era la soberbia del tocayo del Tigre.

El caso de Riki Rincón, dicen los que saben, no lo corrieron por  prepotente, déspota ni abusivo, sino por incapaz y corrupto.

COTIDIANAS

Como en todos los casos de denuncias que hacen eco y escándalo, es deber de la autoridad, en este caso de la Fiscalía del Estado darle seguimiento e informar sobre la “desaparición” del joven de Bahía de Banderas. Aquí no debe caber el abuso sino el estado de derecho. El Fiscal, Petronilo Díaz Ponce tiene la palabra…Llama la atención que los campesinos nayaritas están mudos ante la palpable falta de apoyos que mantienen las dependencias federales. Aquí lo grave es que no tienen a quien acudir. Los funcionarios del sector agrícola de la Cuarta Transformación son como el escudo del gober junior: gris a más no poder…BROCHE POLITICO: A la gente lo que pida, y más si le conviene al gobierno.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *