LO SALVO LA CAMPANA.
Ahora sí, todos los agremiados del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación podrán votar de manera directa, personal, libre y secreta para elegir, por lo pronto, a sus dirigencias seccionales, ahora llamadas directivas seccionales. Para elegir a la dirigencia nacional ya habrá tiempo y esa será otra historia.

En virtud de los requerimientos estipulados en el tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) y de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en materia de justicia laboral y libertad sindical, el gobierno mexicano llevo a cabo una Reforma Laboral que entro en vigor a partir del 2 de mayo del 2019 y cuya parte toral recayó en la Ley Federal del Trabajo, que rige a los trabajadores del sector privado y en la Ley Federal de los Trabajadores al Servicio del Estado que rige a los trabajadores del sector público, o como comúnmente se les llama, trabajadores del gobierno, entre los cuales están los agremiados al SNTE.. Ambas son las leyes complementarias del artículo 123 constitucional en su apartado A y B, respectivamente.

En su artículo 69, La Ley Federal de los Trabajadores al Servicio del Estado establece ( …) la elección de las directivas sindicales se hará mediante voto personal, libre, directo y secreto de los afiliados, previa convocatoria que se emitirá con una anticipación no menor a quince días y que se difundirá entre todos los miembros del sindicato. El sindicato deberá notificar la convocatoria al Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje con la misma anticipación, el cual podrá verificar el procedimiento de elección por conducto de los servidores públicos o fedatarios que designe para tal efecto (…)

El artículo 249 del estatuto del SNTE establece en su primer párrafo: el voto directo, secreto y nominal, se utilizará para la elección de dirigentes en los ámbitos Nacional, Seccional, Delegacional, Representación de Centro de Trabajo y de Escuela.

En su segundo párrafo sigue: podrá llevarse a cabo la elección a través del voto universal, libre, directo y secreto, en los ámbitos Nacional y Seccional, cuando existan circunstancias especiales y previo acuerdo del Congreso o Consejos Nacionales.

Con este articulo 249 del estatuto, el SNTE le da observancia al artículo 69 de la Ley Federal de los Trabajadores al Servicio del Estado y no se ve obligado a una reforma estatutaria que implicaba un Congreso Nacional, pues es este el único Órgano de Gobierno Sindical que puede reformar los estatutos. No hubo necesidad, se reglamenta el segundo párrafo del 249 y se da origen al REGLAMENTO DE ELECCION PARA DIRECTIVAS SECCIONALES. Con sesiones extraordinarias del Consejo Nacional se mandata al Comité Ejecutivo Nacional que lo se presentara ante el Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje mismo que lo aprobó y entonces el sábado 11 de enero del año en curso en la Quincuagésima Sesión Extraordinaria del Consejo Nacional del SNTE, se acordó que se publicara y difundiera. Lo estamos esperando.

Es cierto que lo ideal es una Reforma Estatutaria, pero tampoco podemos minimizar el Reglamento de Elección para Directivas Seccionales, porque lo que antes estaba estipulado como una excepción, ahora es una regla.

Definitivamente el voto universal es un gran avance en materia de democracia sindical, es cuestión de que la base trabajadora lo sepa ejercer y además defender.

En el box, cuando a un boxeador están a punto de noquearlo, pero es justamente cuando termina el round y suena la campana, se dice que LO SALVO LA CAMPANA. Al SNTE, con el artículo 249 del estatuto, lo salvo la campana.

Publicaciones relacionadas

Deja tu comentario