PRIÍSTAS VAN POR SENADURÍA

En escasas semanas se descorrerá el velo del misterio, y para ese entonces sabremos quienes de los que aspiran llegarán a las candidaturas para los cargos de elección popular, quienes serán los políticos que se saquen la rifa del tigre, y es que, ganar la elección en estos momentos será tarea titánica.

Pese a lo que pudiera suponer, no son pocos, si no decenas y decenas los querendones, los que suspiran por aparecer en las boletas electorales para la justa eleccionaria de este año que apenas inició.

En el Partido Revolucionario Institucional, quieren ser, aspiran llegar a Candidatos para Senadores, el líder magisterial Gerardo Montenegro Ibarra; la actual Diputada Federal, Jazmín Bugarín; el jerarca estatal del PRI, Enrique Díaz y el líder local de la CNC, Antonio López Arenas, aunque también manejan al ex Gobernador del Estado Ney González Sánchez.

Estos, son los tiempos en los cuales los aspirantes aprietan el paso, tal y como lo indican los cánones de la política no escrita; los suspirantes hacen campaña aquí en su terruño, pero también en el centro del país, allá en donde se toman las grandes decisiones, pero que también son decisiones que deben ser arropadas por apoyos de la militancia nayarita.

Y bueno, será este próximo viernes cuando en su gira de trabajo del firme Candidato del PRI a la Presidencia de la República se den las claras señales, de quien, de quienes tienen mayores probabilidades de aparecer en la boleta electoral como Candidatos a Senadores de la República por este pedazo de nuestra geografía nacional.

DEMAGOGIA Y GUERRAS SUCIAS

Lo que se vive un día sí y otro también, y en especial en las redes sociales son las promesas demagógicas y las guerras sucias que protagonizan los tres principales aspirantes a la Presidencia de este nuestro sufrido, pero eso sí, aguantador país.

Todos los días y a todas horas somos testigos de cómo los enardecidos seguidores de los presidenciables hacen lo posible y hasta lo imposible por denostar al adversario, y no se miden para acusarlos, para tildarlos, para responsabilizarlos hasta de que llueva o del cambio climático.

Un día ponen como palo de gallinero a Andrés Manuel López Obrador, y otro a José Antonio Meade, y para que no se sienta, igual trato recibe Ricardo Anaya. Son las guerras sucias, las campañas orquestadas de desprestigio.

Y es que, los estrategas de los hasta ahora pre  Candidatos hacen uso del librito, ese mismo que les dicta lo que debe hacerse antes que inicien las campaña oficiales, y el librito les ordena “ablandar” a los adversarios con mentiras a medias, o con falsas verdades.

De lo que se trata es que los electores antes que inicien campañas  desprecien, odien a los  Candidatos; que cuando lleguen a pedir el voto estén derrotados de antemano.

Y actualmente en esa tarea andan la gente que cobra como estrategas, pero también la que nada gana, pero sí, se desahoga.

Pero bueno, ya veremos quien se sale con la suya. Mientras tanto los precandidatos hacen muchas promesas, casi todas con tufo a mentiras, a demagogia.

COTIDIANAS

Corre tiempo. Un año más da inicio, y se repetirá la historia. Aquí, seremos testigos de cómo el aumento al salario mínimo quedará reducido a la nada, es más, rebasado por el alza a los precios de los alimentos básicos y de uso generalizado. Estaremos utilizando seguidamente el dicho de los bisabuelos, quizás de los tatarabuelos que reza, “enero y febrero desviejadero”. Como una sola persona, los millones de mexicanos repudiaremos el aumento a los precios del diésel y las gasolinas, del gas doméstico y del suministro de la energía eléctrica, entre otros servicios que brinda el gobierno federal. Puros lamentos, justificados, por cierto….BROCHE POLÍTICO: Político que no aguante, que no se mueva.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *