MÁS LEÑA AL FOGÓN

Nuestra Universidad Autónoma de Nayarit ya no solo sufre por la falta de recursos financieros, por la documentada corrupción, ahora también vive la angustia de la inseguridad, y de eso puede dar testimonio el líder de los trabajadores, Luis Manuel Hernández Escobedo, conocido en el bajo mundo como “el pelón”.

El frustrado atentado generó el repudio de la comunidad universitaria, del gobierno estatal, municipal, de los líderes partidarios. Todos repudiaron el intento de asesinato y la exigencia de aclarar este hecho lamentable.

Claro que tocará a las autoridades correspondientes hacer la parte que les toca, es decir, difícilmente resolverán este asunto; seguramente este atentado tendrá el mismo final de las más de 250 ejecuciones que se han dado en lo que va de este sufrido cuatrienio: impunidad.

Pero también el incidente trae consigo más problemas al interior del Alma Máter, se suma a la tragedia que se vive de manera cotidiana en esa institución educativa, la más importante de la Entidad.

Así pues, el atentado en contra del líder de los trabajadores universitarios tiene consecuencias al interior de la institución. Ya nomás eso faltaba.

EL TIEMPO QUE NO PERDONA

Seguramente que el Gobernador Antonio Echevarría García sigue teniendo el beneficio de la duda; la gente, la mayoría de los nayaritas respaldan al mandatario en su gestión gubernamental, en donde se incluye la seguridad de la ciudadanía.

Pero esa confianza de la gente tiene tiempos, nunca son para siempre. Y parece que aquí, poco, muy poco falta para que la gente demande, proteste, muestre su inconformidad en contra de los gobernantes.

Está claro que el gobierno de Toño Junior no ha respondido a las expectativas ciudadanas, y en especial en la seguridad pública. Las cifras así lo indican, los muertos suman cientos al igual que los “desaparecidos”.

Podrán decir misa, hablar de no pactar con los narcos, culpar al anterior gobierno, pero existe una realidad: Nayarit y los nayaritas están en la zozobra por la desatada violencia.

Y aquí lo más grave es que, no se sabe para cuándo se tendrá buenas noticias, por el contrario, la ola violenta sigue con igual intensidad, pero más sangrienta.

Algo deben hacer las autoridades, el nuevo gobierno. No se puede seguir con más de lo mismo. La gente exige resultados y no buenas intenciones, buenos pretextos.

La paciencia de un pueblo tiene límites, y bueno, aquí todavía se está a tiempo de cumplir con las promesas de campaña, ese es el deseo de las mayorías, de la gente que votó por el cambio.

No cumplir con la seguridad ciudadana podría tener graves consecuencias en contra del gobernante. Aquí, todavía la exigencia es contra el encargado de la seguridad pública, ese mismo al que se le pide, si no puede, que renuncie.

COTIDIANAS

Muy activos andan los priístas, sus dirigentes en la organización del evento político del próximo mañana viernes que presidirá José Antonio Meade, el virtual Candidato del PRI a la Presidencia de la República. Será un acto en donde se tienen estimada la presencia de miles de militantes y simpatizantes, tantos como para abarrotar la explanada del edificio Tricolor….Aseguran que en el PRI todo está resuelto en quien será la primera fórmula de la candidatura para Senador de la República. Juran y perjuran que la Diputada Federal, Jasmin Bugarín será la abanderada como primera fórmula, y bueno, eso le asegura su arribó a la cámara alta del Congreso de la Unión. Ya veremos si es cierto….BROCHE POLÍTICO: Una pregunta, ¿sería conveniente el cambio del titular de la Seguridad Pública del Estado?.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *