LA TORMENTA QUE SE AVECINA

Son expresiones que se dicen en corto en todas las dependencias del gobierno del estado, son los trabajadores sindicalizados los que murmuran, los que definitivamente no están contentos y mucho menos conformes con el actuar de este gobierno de cuatro años, el que mucho prometió y nada les ha cumplido.

Pasan las semanas, los meses ya casi nueve y los trabajadores miembros del SUTSEM y otros mini-sindicatos siguen esperando que el gobernante Echevarría Junior les cumpla lo que prometió cuando andaba pidiendo el voto, cuanto les prometía el cielo y las estrellas.

Pero nada, no han recibido el aumento retroactivo, ese por el que lucharon a brazo partido cuando Roberto Sandoval era dueño en Nayarit de honras y haciendas. En el pasado sexenio, años duraron en plantón frente a Palacio de Gobierno, y al final nada consiguieron, solo las promesas del entonces Candidato, al que apoyaron.

Les dijo que llegando al poder se arreglarían gobierno y sindicato; les pidió su confianza y su respaldo político-electoral; les pidió levantar el añejo plantón y dejar libre la plaza de los Constituyentes. Y le dieron su apoyo, le dieron el voto de confianza.

LA SOSPECHOSA CALMA

Pero no han recibido aumentos retroactivos, siguen esperando que el hijo de Toño y Martha les cumpla o por lo menos les dé esperanzas, pero los días, las semanas, los meses pasan y todo sigue igual, y obvio, los trabajadores sindicalizados están a punto perder la calma, la compostura.

Y más, aparte que no les pagan lo prometido, este gobierno autodenominado “del cambio” sigue sin hacer lo necesario para despedir a funcionarios que el ex mandatario de manera abusiva sindicalizó, y que hoy siguen como si nada hubiera pasado.

Será cuestión de breve tiempo para conocer la magnitud de la inconformidad de la clase trabajadora del gobierno local. Ya veremos si el junior de la polaca desactiva el movimiento insurgente antes de que explote la inconformidad de la burocracia.

Porque para estas fechas ya no hay promesa que valga, y ya se sabe, a los sindicalizados del SUTSEM o les cumplen o hay lio. Águeda Galicia Jiménez sabe negociar, pero también sabe exigir para que le cumplan.

Así pues, más les vale a estos genios que nos gobiernan, y que se sienten hechos a mano que le midan el agua a los camotes, y todo porque el horno no está para bollos.

COTIDIANAS

Quien hace campaña sumamente tranquilo es el Doctor Miguel Ángel Navarro Quintero. Sabe que si no gana la elección para Senador, será llamado al equipo de trabajo del seguro futuro Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador. Y que no quepa duda, será el Doctor Navarro la máxima figura política de Nayarit del próximo sexenio pejista….Hoy se conmemora el Día Mundial de la Libertad de Prensa. Qué bueno que así sea. En lo personal me es indiferente….BROCHE POLÍTICO: Con Águeda Galicia no se juega. Si ya saben para que no cumplen.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *