LAS ODIOSAS COMPARACIONES

Hace poco menos de siete años llegaba a la Secretaría de Obras Públicas del Gobierno del Estado, Gianni Ramírez, y llegando y haciendo lumbre; de inmediato se vio la obra pública en prácticamente toda la entidad. El ahora Diputado Federal hacía una realidad una máxima de los políticos y funcionarios corruptos, “si quieres robar, has obra”.

Lo anterior viene a colación por la desafortunada función que viene realizando el actual Titular de la obra pública estatal, Riky Rincón –o Riky Ricón, como le dicen-. Resulta que este sujeto no da una, puras fallas, no ha dado el ancho, y eso es comentario de propios y extraños.

Ya casi un año y no se observa obra pública por ningún lado. Es un hecho que le falta capacidad para gestionar inversión en obra pública, y lo peor, es secreto a voces que se han regresado millonadas de pesos a la federación por la falta de ejecución de obras. Qué pena que eso suceda.

Seguramente Riky Ricón no le llega ni a los tobillos en eso de la robadera a Gianni Ramírez; está claro que Gianni es campeón del asalto y robo a despoblado, pero también está claro que Riky es un perfecto inútil, pero sin duda mucho menos bandido que Gianni.

Así pues, ni a quien irle. Gianni es ratero pero listo, mientras que Riky es casi decente pero muy lento.

SAM BIGOTES, UNA BURLA

Sam Bigotes, mejor conocido como “Juan Carlos Ríos Lara” está resultando toda una pura y mera burla para los priístas nayaritas, y es que, desde que asumió la coordinación de la bancada Tricolor en el Congreso del Estado no ha hecho otra cosa más que traicionar a quienes dice representar.

Cuando andaba en campaña como Candidato a Gobernador, Manuel Cota Jiménez, este lidercillo venido de Guanajuato no dudó un momento en seguir las ordenes de su jefe, el Gobernador Roberto Sandoval, y la traición no se hizo esperar.

Hizo lo posible y hasta lo imposible para jugarle las contras a Manuel Cota. Prácticamente en todos los municipios y distritos en donde impusieron a los Candidatos a Alcaldes y Diputados locales les ordenó primero no apoyar a Cota, y segundo,  hablar bien del gobernante Roberto Sandoval.

Y en la pasada elección lo mismo. No apoyó a los Candidatos a Diputados y Senadores del PRI, mucho menos al abanderado para la Presidencia de la República José Antonio Meade. Otra vez siguiendo la línea de ahora ex Gobernador hizo lo que pudo para apoyar a los candidatos del partido Morena y a López Obrador.

Aun así, sigue operando como jefe de la bancada del PRI en el Congreso del Estado, y obvio, eso ha generado la justificada molestia e inconformidad de los priístas bien nacidos, esos que dicen que es tiempo de hacer a un lado a ese traidor, a ese político de caricatura maquiavélica. Ya veremos qué pasa.

COTIDIANAS

Elba Esther Gordillo Morales, la lideresa del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Educación, el organismo gremial más numeroso de todo latino américa salió libre, recobró su libertad y quedó absuelta de todo tipo de delitos que la PGR le imputaba. Aquí la pregunta es, ¿será llamada por López Obrador para que le ayude a controlar al noble sindicato magisterial?….BROCHE POLÍTICO: En el servicio público no basta solo ser honrado.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *