PEGA DURO LA CRISIS AQUÍ

El gobierno local, los municipales y todas las dependencias federales de Nayarit viven una misma realidad: la falta de recursos, la falta de inversión en obras. Esto se explica por el relevo sexenal; son los tiempos cuando el que se va ya no gasta, y el que llega ni aunque quisiera.

Es un año de peregrinar del Gobernador, de los Presidentes Municipales al centro del país en busca de recursos, de obras, pero desgraciadamente se topan con pared. Nadie ya les resuelve sus demandas, sus exigencias. El Gobierno de Enrique Peña Nieto ya prácticamente dejó de operar, solo atiende las necesidades elementales, las prioridades, ya la obra pública no urge es tema que no existe en este fin de sexenio.

Y los Senadores y los Diputados Federales que apenas se estrenan están igual: esperando y aguantando. Saben que nada pueden hacer, y bueno, para no perder el tiempo se dedican a prometer, como cuando andaban en campaña buscando el voto del respetable.

Todo se está posponiendo hasta después del primer día de diciembre, es decir, cuando arribe a la Presidencia de la República, Andrés Manuel López Obrador; mientras tanto el gobernante y los Alcaldes, y por supuesto todos los nayaritas seguiremos con más de lo mismo: en la crisis que pega duro.

TEPIC  EN LA ENCRUCIJADA

Son los tiempos de los cambios sexenales, de la Presidencia imperial, los tiempos cuando el gobierno federal prácticamente paraliza la economía, y en la vida diaria se nota, la sufren las familias en la prestación de los servicios básicos.

Las calles intransitables en la inmensa mayoría de las colonias de la periferia, los baches en todo su esplendor, las luminarias apagadas, el servicio del suministro del agua potable deficiente en la capital del Estado, la basura por todos lados que tapan coladeras y generan inundaciones en las zonas bajas de Tepic, y las lluvias, las intensas y siempre diarias tormentas, como añales no se daban.

Pareciera que la capital de todos los nayaritas es zona de guerra, bombardeada sus calles, con la mirada viendo lejos de la ciudadanía, la misma que se queja, que se lamenta, que mienta madres a los gobernantes.

Pero lo peor es la falta de recursos económicos del gobierno municipal para enfrentar y resolver la gravedad de las vialidades, de los servicios básicos. Lo peor es que el Presidente Municipal, Francisco Javier Castellón Fonseca está atado de pies y manos, sin apoyos porque el Gobierno Federal anda en ese tramo sexenal del no hay.

Son los tiempos de aguantar, de no llorar. A los gobernantes no les queda de otra, mientras que sus representados en venganza mientan madres.

COTIDIANAS

Trascendió que los Magistrados del Tribunal Superior de Justicia están en sesión permanente para responder por la reforma que apenas ayer aprobaron los Diputados del Congreso del Estado, reforma que a decir de ellos, violenta la autonomía del Poder Judicial….Hoy se cumple el primero de los cuatro años de Toño Junior como Gobernador del Estado. Seguro que está reprobado, la gente así lo expresó en las urnas en la pasada elección….BROCHE POLÍTICO: “Después de la tempestad vuelve la calma”. Es el sabio adagio que seguro más fe le tiene el Alcalde, Castellón Fonseca.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *