DE POLICIAS Y AUDITORES

En Nayarit, en este gobierno autodenominado “del cambio” ya se tiene nueva fórmula, nueva estrategia para investigar corrupciones de funcionarios señalados como deshonestos.

Se trata de tomar oficinas públicas con un ejército de la Policía Nayarit y de auditores oficiales, pero también de hacerse por la fuerza de computadoras, papelería y todo tipo de indicios que se presuma son pruebas del mal manejo de los recursos públicos o de acciones fuera de la Ley.

Así, policías y auditores ayer se apoderaron del edificio de Tránsito del Estado y de todas sus sucursales en los Municipios; fue un despliegue de fuerza, un operativo como si se tratara de la detención de un alto mando del crimen organizado o de estos que están de moda, de los reyes del Huachicoleo.

Esta acción ordenada sin lugar a dudas por el Jefe del Ejecutivo Estatal, el Junior de la polaca, Toño Echevarría García da a suponer que podría ser ilegal, y de no ser así, sería autoritaria, presumiblemente fascistoide.

Si en lo sucesivo, con policías y auditores se van a llevar a cabo las “investigaciones” de corrupción en contra de los funcionarios que así sea. Finalmente, los rateros que robaron a dos manos se pasean muy campantes y muy sonrientes, y si no lo creen, que le pregunten al ex Gobernador, Roberto Sandoval.

 CAMIONEROS TAMBIEN SON PUEBLO

Cincuenta centavos de aumento para los estudiantes, para los de la tercera edad y discapacitados; un peso para el usuario común y corriente. Ese fue el incremento del precio de la tarifa del servicio urbano de la capital nayarita.

Es sin duda un alza a todas luces justa, necesaria, y es que, los transportistas no son gentes de otros mundos; ellos, todos los días resienten los aumentos a los precios de las gasolinas, refacciones, reparaciones mecánicas, y es obvio que requieren aumentar las tarifas.

Aquí, llama la atención como el Diputado local conocido como Fugio siempre hace marchas y plantones para protestar contra los aumentos al servicio del transporte público, sin embargo ahora su lucha a todas luces es injusta.

Y bueno, hasta se podría asegurar que el Diputado Fugio actúa con doble moral, es decir, por un lado protesta por el aumento de cincuenta centavos y un peso, pero jamás se ha pronunciado por reducirse el sueldo de alrededor de 150 mil pesos que percibe cada mes como Legislador local.

Aquí, el aumento a la tarifa de combis, minibuses y autobuses debe verse con objetividad, con realismo. La política es para combatir los abusos y en este caso,  el aumento señalado solo es un acto de justicia para los miles de trabajadores del volante que también son pueblo.

COTIDIANAS

Desesperados andan los que se ostentan como dedos chiquitos del Presidente López Obrador en Nayarit. Tanto Manuel Peraza como Nayar Mayorquín andan pidiendo gente para trabajar en los famosos censos, pero sin sueldo. Lo que habla de lo corrientes de estos personajes de la farándula de la política local…El PRI trabaja hoy a  contra corriente. Se observa al líder estatal, Enrique Díaz haciendo la talacha política a lo largo y ancho de la entidad. Y es que, no hay de otra. Al jerarca Tricolor le está tocando bailar con la más fea…BROCHE POLÍTICO: Aquí, las auditorías a punta de pistola.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *