COMPOSTELA EN EL CAOS

Lo que se vive en el municipio de Compostela es propio de un argumento absurdo, irracional y hasta complicado para entenderlo; es el arte de la política llevada a los extremos y luego, casi al mismo tiempo regresada a una realidad en donde unos gritan y patalean, y los más tiran las piedras y esconden las manos.

Es Compostela, la de dos Presidentas Municipales: una ahora Senadora de la República, y la otra que nunca pudo hacer valer su autoridad porque siempre fue presionada, arrinconada y sin duda, mal asesorada. Esto a pesar de haber sido electa en una jornada eleccionaria constitucional.

Pero también es la que será gobernada por un suertudo Regidor, Ramón Morán, quien en breve asumirá las riendas del poder, y todo porque está recogiendo los beneficios y hasta las peinetas de una guerra que se dio entre Gloria Núñez y Kenia Núñez.

Gloria peleó con el apoyo público del gobernante Toño Echevarría García y todo el poder del Estado, y Kenia lo hizo con el apoyo de la familia Monroy y la Diputada Romy Mora; al final se impuso el poder de este gobierno, quien no solamente detenta el poder político sino también el económico.

EL CAOS, SEGURO QUE SIGUE

Como se sabe, Kenia Núñez le fue negado un amparo federal para seguir en el cargo; ahora deberá responder a demandas de presuntos actos de corrupción que se dieron cuando fungió como Alcaldesa Suplente, precisamente cuando mucha gente se aprovechó de su falta de oficio político, y quizás hasta de su ingenuidad.

Kenia deberá responder porqué se llevó la Tesorería municipal a su casa, tal y como así lo hizo. Todavía se recuerda cómo la Presidenta Municipal Suplente mandó un oficio para que el presupuesto que envía la Federación al Ayuntamiento de Compostela, vía la Secretaría de Finanzas, le fuera depositado a una cuenta personal.

Ese fue un error garrafal y de ahí sus enemigos políticos se agarraron para presentar formal demanda por presuntos actos de corrupción, y bueno con el apoyo del Fiscal Carnal, los resultados no pudieron ser otros más que poner en capilla a Kenia Núñez.

Seguramente que Kenia Núñez no robó nada de las arcas municipales, pero sus acciones la ponen contra la pared.

Ojalá y todo se arregle en Compostela, que los actores políticos vuelvan a la normalidad, que los odios y rencores hagan una tregua por lo menos hasta el 2021. Es el deseo pero, seguro que la guerra de las Núñez seguirá en perjuicio, claro, de sus habitantes.

COTIDIANAS

Los campesinos productores del Estado de Sinaloa y de otros Estados del norte del país no están dispuestos a permitir que se les margine de los beneficios que reparte el Gobierno Federal comandado por Andrés Manuel López Obrador. Y van a la ciudad de México para resolver sus legítimas demandas. Exigen que los apoyos al campo se distribuyan en todas las entidades del país y no solo a los Estados del sureste mexicano…López Obrador está viviendo en carne propia lo que es, buscar apoyar a los Maestros de la CNTE y a cambio recibir insultos y amenazas. Esa historia la protagonizaron y aguantaron vara los ex Presidentes, desde Salinas hasta Peña Nieto, pasando por Zedillo, Fox y Calderón. Así pues, que Dios bendiga a AMLO porque a los líderes de la CNTE lo único que les importa es la chequera y el control de las plazas magisteriales…BROCHE POLÍTICO: En Compostela son muchas las manos que quieren seguir meciendo la cuna.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *