JUDICIALIZAR LA POLÍTICA

Con acciones legaloides se arreglan conflictos políticos. Uno fue el de la Unión Ganadera Regional de Nayarit,  cuando detuvieron y encarcelaron a miembros de la Unión que tomaban por segunda ocasión el edificio de la organización ganadera.

Otro es el grave problema que se vive un día sí y otro también en el Municipio de Compostela, lugar en donde la Fiscalía General del Gobierno Estatal mantiene en capilla  a la Presidenta Municipal Suplente Kenia Núñez.

En ambos casos se han judicializado los problemas políticos, en ambos conflictos ha intervenido el Gobernador del Estado, Toño Junior de manera parcial y hasta doloso.

Aquí lo grave es que este tipo de acciones a todas luces irregulares desde el punto de vista legal se continúe, es decir, que en Nayarit el gobierno cuatriañero se siga dando a la tarea de imponer su Ley por encima de la negociación y la aplicación del arte de la política.

Que no se repita lo del sexenio pasado, el de Roberto Sandoval, el que utilizaba los cuerpos policiacos y

Judiciales para arreglar los problemas políticos y para reprimir al pueblo, y ya de pasada robarse algo. Toño Junior tiene la palabra.

QUE ARREGLE EL DESGARRIATE

Lo que se está dando en Nayarit en este gobierno de la Cuarta Transformación es de pronósticos reservados, y más porque las semanas, los meses pasan y es hora que nada marcha bien; aquí, bien se nota que el llamado superdelegado, Manuel Peraza Segovia no ha dado el ancho para el cargo que le confió el Presidente, Andrés Manuel López Obrador.

Las designaciones de los principales funcionarios federales ni cuajan, y por el contrario, cada vez más se observa la desorganización, el revanchismo, las imposiciones y las ambiciones personales.

Es la Secretaría del Bienestar en donde se concentra con mayor intensidad las luchas internas de los seguidores de López Obrador; ahí, Peraza Segovia cada  vez que quiere, cada vez que se le pega la gana despide a los Coordinadores, ya lo hizo con Nayar Mayorquín, pero también a Francisco Piña Hernández, el primero coordinaba el Municipio de Tepic, y el segundo los municipios de la zona norte de la entidad.

Pero los despide de sus cargos con abuso y prepotencia, sin darles la oportunidad de defenderse.

Está claro que ahora, que nuevamente venga a Nayarit López Obrador debe meter en cintura a sus colaboradores, y en especial a Peraza, el nacido en Tecuala. Es tiempo de poner orden. Nayarit no merece tener funcionarios federales de la calaña del tal Peraza.

 COTIDIANAS

A escasos año y medio del gobierno de cuatro años, el mandatario local, Toño, el Junior con bombo y platillo hace unos días dio a conocer lo que serán las principales obras que realizará el gobierno que preside. Qué bueno que así sea porque a la fecha la obra púbica ha sido la gran ausente de este gobierno autollamado “del cambio”…Ya huele a playa. La gente que tiene dinero y ganas ya se prepara para salir a disfrutar nuestras playas y balnearios en esta Semana Santa. Los operativos para atender al turismo tanto nacional como extranjero ya están listos para operar. Aquí participan los tres niveles de gobierno y las organizaciones sociales y de servicios…BROCHE POLÍTICO: López Obrador con Manuel Peraza no ocupa de enemigos.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *