ATENTO TRIBUNAL SUPERIOR PARA QUE SE CUMPLA EL DEBIDO PROCESO EN CASOS QUE INVOLUCREN INDÍGENAS

Redacción /

  • Sala Mixta ordenó reponer procedimiento en asunto penal e intervenga traductor; sentenciado no habla español

En los juicios que involucren a indígenas que no hablen español es necesaria la asistencia de un traductor, de lo contrario no se cumplen reglas del debido proceso.

Tal fue el criterio de la Sala de Jurisdicción Mixta del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Nayarit al ordenar la reposición de un procedimiento de primera instancia por el delito de violación equiparada, a fin de que intervenga un traductor de la lengua wixárrica (propia de las comunidades que los conquistadores denominaron «huicholas»), pues la persona sentenciada no habla español.

La correspondiente apelación es una de las treinta que este jueves resolvió dicho cuerpo colegiado, que integran los magistrados Zaira Rivera Véliz, Ana Isabel Velasco García y Rafael Pérez Cárdenas (presidente). De dichas resoluciones, dieciocho son de la materia familiar, once de la penal y una de justicia para adolescentes.

En otro asunto penal, específicamente de atentados al pudor, la Sala también ordenó la reposición del procedimiento de primera instancia a efecto de que se ratifiquen los respectivos dictámenes ginecológico y psicológico.

Entre los asuntos familiares se encuentra uno en que se modificó la sentencia original para declarar procedente el desconocimiento de la paternidad de un menor, por lo cual no existe obligación de proporcionar alimentos, pero sí a diverso hijo, en favor del cual se confirmó la pensión fijada en primera instancia.

En otro caso de alimentos, la Sala Mixta modificó la sentencia del juez primario para aumentar la pensión al 25% de los ingresos del deudor alimentario, en beneficio de un par de hijos.

También de la materia familiar pero en un asunto de rectificación de acta de estado civil, se revocó la sentencia de primera instancia y se condenó a rectificar un acta de matrimonio en que aparecía uno de los integrantes de la pareja con el nombre de Abelino y deberá decir Avelino.

En un asunto de divorcio y otros, iniciado en un juzgado en 2016, se confirmó la resolución de origen, mas por la tardanza procesal la Sala Mixta acordó también remitir el caso a la Comisión de Disciplina del Consejo de la Judicatura.

En total, de las treinta sentencias en apelación, en trece asuntos se confirmó la sentencia de primera instancia, en once se ordenó la reposición del procedimiento, en tres se modificó, en uno se revocó y en el restante, se dispuso regresar el expediente a la Secretaría de Acuerdos.

Cabe señalar que en la sesión los magistrados fueron asistidos por la secretaria de acuerdos, Martha Elva Vega Vargas.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *