CRÓNICA

Por: Miguel Ángel Vargas

EL PAN QUE DEJA CAMBERO, Y QUE RECIBE GUERRERO

El discurso de despedida que ofreció Ramón Cambero, el que por casi diez años estuvo al frente del PAN en Nayarit no podía ser de otra manera; habló de su buen liderazgo, y de un partido triunfador, ganador de elecciones.

Ese fue el discurso ante cientos de militantes de Acción Nacional que se dieron cita al acto de Toma de Protesta de quien lo releva en el cargo, de Juan Guerrero, el barbón que le ganó la batalla nada más y nada menos que al Gobernador, Toño Junior, y es que, el mandatario local tuvo otro gallo y fue Manuel Guzmán “el tortas”.

Y cambero se vanagloriaba, decía, recordaba de sus triunfos, de sus éxitos, pero nada dijo, omitió decir que en la pasada elección el PAN nada ganó, que su partido fue arrasado en Nayarit por el efecto, López Obrador.

Y se dijo estar listo, puesto y dispuesto para ser un soldado más, “a donde me llamen ahí estaré”, dijo  Cambero que sale después de un cacicazgo de casi 10 años con muchos kilos de más, casado y con un hijo de familia. Pero claro que no sale pobre ni nada que se le parezca, es Diputado Federal y en dos ocasiones fueDiputado local.

LLAMADO A LA UNIDAD, PIDE POLO DOMINGUEZ

En su mensaje el líder del Congreso del Estado y ex Alcalde panista del municipio de Tepic, Polo Domínguez fue más prudente, más realista y ahí pidió que con humildad, con respeto, con tolerancia se buscara, que fueran con los militantes del PAN que no ganaron en la contienda interna, que los sumaran, que se ocupaba de la unidad partidaria.

Y más, adelantó que se hace necesario se analicen y actualicen las doctrinas panistas que datan de decenas de años, “México ya es otro después de la elección”, expresó.

En mi opinión, puntualizó, la ciudadanía cada vez más se ha alejado de los partidos, pero también los partidos de los ciudadanos, es tiempo de hacer una autocrítica al interior de nuestro partido, dijo Polo Domínguez.

En su intervención, el nuevo líder Blanquiazul en Nayarit, Juan Guerrero aceptó estar dispuesto a llevar a cabo las acciones partidistas para unificar a todas las corrientes panistas que se tienen en Nayarit; habló inclusive de una Comisión Política en donde estuvieran integrados representantes de todos los grupos y corrientes con que cuenta el PAN en la entidad.

Esos fueron los discursos, y abajo la militancia de carne y hueso, esos cientos que ganaron la dirigencia estatal. Pero se sentía en el ambiente que algo faltaba, que no estaban todos los que eran, y efectivamente, tenían razón, la gente que votó en contra de Guerrero, y a favor de “el tortas” brilló por su ausencia; seguramente por esa razón, por ese motivo, Polo Domínguez clamó por la unidad partidaria, esa que fue la gran ausente.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *