GENTE PÚBLICA

SE INSISTE, ALGO NO ANDA BIEN

Está claro que algo no anda bien entre los que hicieron la hazaña de sacar al PRI de Palacio de Gobierno, de sacar al ex gobernante Roberto Sandoval. Con apenas 42 días de arribar al poder se observa que la relación política de los aliancistas no es la esperada, o no es la que se creía por parte de los cientos de miles de nayaritas que acudieron a las urnas a decir un Ya Basta a la corrupción y a la impunidad.

A todas luces la manzana de la discordia es el ex Gobernador Roberto Sandoval, personaje legendario por su peculiar forma de robar a dos manos, el mismo que a 42 días que dejó el poder sigue tan campante,  casi como si lo cubriera un manto divino.

Visiblemente los integrantes de la Comisión de la Verdad no están para nada satisfechos con el actuar del gobernante, Antonio Echevarría García, pero tampoco con el líder del Congreso del Estado, Polo Domínguez.

Le recriminan la tibieza con que actúan, por la forma tan caballerosa de tratar a quien saqueó con impunidad y nada de rubor las arcas públicas.

De poco o nada han servido las denuncias penales presentadas ante las instancias correspondientes, esas que duermen el sueño de los justos en la Fiscalía del Estado, pero también las denuncias políticas presentadas igualmente también en tiempo y forma ante los Diputados del Congreso local.

PEÑA NIETO, IGUAL

Pero no solamente el gobernante y el líder del Congreso han actuado con marcada lentitud en el proceder en contra de Roberto Sandoval, de ninguna manera. También en ese mismo tenor, con esa pausada forma se conduce el Presidente Enrique Peña Nieto.

Pareciera que poco o nada les importa que Roberto Sandoval se haya apropiado de vidas y honras, de bienes y propiedades a lo largo y ancho de la entidad y siga tan campante, tan despreocupado.

Pero bueno, sería conveniente que de una buena vez quienes nos gobiernan en el ámbito local, pero también en el federal de una buena vez digan si van a enjuiciar al ex mandatario nayarita, o si lo van a perdonar y hasta premiar por ser un político bandido, pero con mucha suerte.

¿Y EL TRICOLOR QUÉ?

Mientras los aliancistas triunfadores en la pasada justa eleccionaria se ponen de acuerdo, los derrotados, es decir, quienes dirigen al Partido Revolucionario Institucional siguen buscando reorganizarse con miras a la elección del próximo año.

Están haciendo lo que consideran conveniente: renovar toda la estructura partidista, acabar con todo lo que huela a Roberto Sandoval.

Y es que, la dirigencia partidista del Tricolor presidida por Enrique Díaz tiene toda la certeza que el ex gobernante traicionó a su partido, a su Candidato a la gubernatura, a Manuel Cota; lo responsabilizan de ser el principal enemigo del PRI, lo acusan de haber apoyado a Echevarría García y darle las contras a Cota.

De momento no se sabe si los pleitos que se cargan los aliancistas triunfadores les permitan regresar con el triunfo electoral en el venidero 2018. Pero, de que están haciendo la lucha, eso que ni duda quepa.

COTIDIANAS

Más apoyo de las fuerzas federales pedirá el Gobierno del Estado al Presidente Enrique Peña Nieto. Quieren que lleguen a Nayarit más soldados, más marinos, más Policías Federales; quieren reducir la violencia, esa inseguridad tan marcada que se vive en Nayarit….Pero también de la ahondada violencia, de las ejecuciones el mandatario Echevarría García culpa al anterior gobierno, al de Roberto Sandoval, el mismo que anda muy feliz con las alforjas llenas de dinero mal habido, a ese mismo que en los hechos no se le toca ni con el pétalo de una rosa….BROCHE POLÍTICO: Y Cosas peores veremos, dice la Biblia.

 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *