LOS TIEMPOS DEL VIRUS

Por: Miguel Ángel Vargas

Apenas íbamos en crecimiento cero, pero ahora la cosa se
puso peor. La baja de los precios internacionales del
petróleo, pero más la pandemia del coronavirus, ha puesto
de rodillas a nuestro país, pero como siempre, los más
jodidos serán los más vapuleados en su desgarradora vida.
El gobierno de la Cuarta Transformación comandado por,
Andrés Manuel López Obrador está haciendo lo que otros
gobiernos de otros países realizan: poner en práctica
medidas sanitarias para evitar las muertes y la
propagación del coronavirus, que ciertamente es más de
escándalo que mortal.

Más allá de las escenas trágico-cómicas del Presidente con
sus amuletos de la buena suerte, y de hasta hace apenas
un par de días sus giras con actos masivos, la mañana de
ayer dio a conocer de un presupuesto de 500 mil millones
de pesos para otorgar préstamos a medio millón de micro
y medianos empresarios, y comerciantes informales. Es
obvio que la millonaria cifra, seguirá siendo una aspirina
para una enfermedad prácticamente terminal.

Lo cierto es que, acabándose la emergencia de salud, la
realidad entre la inmensa mayoría de familias mexicanas
será de caos e incertidumbre, de miseria y pobreza, de
desesperanza y desolación.

¿QUIÉN PARA LOS ABUSOS?

Los productos de la canasta básica, de un día para otro se
elevan de precio, afectando principalmente a las familias
que menos tienen, pero que de todas formas tienen la
necesidad de comer tres veces al día.

Los huevos, las tortillas, el pollo y verduras en general,
cuestan más, y hasta el momento no existe autoridad que
pongan un hasta aquí a estos abusos. Los comerciantes
están haciendo su agosto en pleno mes de marzo, y en
plena época de la contingencia mundial.

Y más, a todos, hombres y mujeres les están pidiendo
hagan “cuarentena”, lo que en español es, quedarse en su
casa, no salir, recluirse. Esto para evitar la propagación del
coronavirus.

Sin embargo, no todos pueden darse el lujo de quedarse
en sus domicilios. La mayoría de hombres y mujeres están
obligados a trabajar todos los días, porque si no trabajan
no comen.

Por cierto, esos 500 mmdp que anunció López Obrador a
favor de millones de familias que andan todos los días, y
ahora más, con el Jesús en la boca, seremos testigos que
no servirán ni para el arranque. Pero esa será otra historia.

COTIDIANAS

Si el coronavirus no dice otra cosa, para mañana viernes
estará por enésima ocasión en gira de trabajo el Presidente López Obrador, en tierras nayaritas, específicamente en el municipio de Bahía de Banderas.

Nos comentan que no habrá actos masivos. Solo se
inspeccionarán obras, y claro, se darán anuncios de apoyos
emergentes por causa del virus coronado…Ya solo se
quedará en el anecdotario. Una nota oficial generó
desinformación y hasta alarma entre el sector de los
prestadores de servicios turísticos de Nayarit. Al final se
corrigió el error que es de humanos: el ingreso a las playas
sigue libre, solo con algunas medidas sanitarias…BROCHE
POLÍTICO: Una pregunta, ¿Quién dijo que lo mejor estaba
por venir?.

Publicaciones relacionadas

Deja tu comentario