OTATITOS, UN SUEÑO TRUNCADO

Crónica

Por: Miguel Ángel Vargas

Es bahía de Otatitos, colinda con el ejido de San Cayetano, y es zona limítrofe marítima entre Nayarit y Sinaloa, pero también es lugar que sería favorecida con un desarrollo turístico, con una inversión superior a la que FONATUR hizo en Cancun, paradisíaco destino turístico en el sureste mexicano.

Pero eso es solo historia, lo real, lo cierto es que ese desarrollo que tendría como punto principal Teacapan, Municipio de Escuinapa, Sinaloa es en estos momentos solo historia; los que saben, tienen la certeza que ese desarrollo turístico iniciado en el gobierno de Felipe Calderón Hinojoza ya no será nunca jamás.

El Presidente, Andrés Manuel López Obrador ya lo dijo, «Teacapan es un fraude», y es palabra casi de Rey. Teacapan y sus vecinas playas serán olvidadas por la Secretaría de Turismo, y más, ya FONATUR anda vendiendo las cientos de hectáreas que se compraron en el gobierno del panista Calderón.

Y Otatitos sólo queda a media hora (por mar), y a escasos minutos de Novillero, y era la gran oportunidad para su gente, casi todos pescadores, casi todos que viven de los turistas, de los vacacionistas.

Ahora es otro el panorama, su gente, sus pescadores ya quieren vender sus terrenos de playa, y dicen que hasta clientes tienen, unos de Guanajuato y otros de Monterrey.

Pero la mayoría de habitantes de Otatitos y del ejido San Cayetano no saben que el Presidente de la Cuarta Transformación ya selló su destino, «Teacapan es un fraude», y su palabra es orden, es irrebatible.

Lo que sigue es un espacio de pescadores, de Otatitos que esperan vender sus playas, de un lugar en donde, en el sexenio de José López Portillo, cuentan los viejos hombres de mar, su brazo derecho, Arturo «El Negro» Durazo Moreno construyó 10 Bungalows y un lujoso restaurante, y tenían un destino, un objetivo: llevar en lanchas rápidas drogas a las viejas california. Esa es la historia que cuentan los viejos pescadores, los añejos hombres del mar.

Otatitos pues, es una Bahia con historia, con leyendas, pero con un futuro truncado. Es un pueblo de pescadores que pudo ser rico, pero que la voz de casi un Rey los dejó volando, como hojas en un ventarrón.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *