PENAL FEDERAL “EL RINCON” EN TEPIC, DE LOS MAS INSEGUROS DE MEXICO

Carlos Rodríguez/

-Prevalecen deficiencias en servicios médicos para internos

 

 

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos aseguró que en 7 de 8 Centros Federales de Readaptación Social varoniles y en el Centro Federal de Rehabilitación Psicosocial, el personal de seguridad, vigilancia y custodia “es insuficiente”.

 

Lo anterior dificulta mantener el orden y la disciplina, así como garantizar y resguardar la integridad física de las personas privadas de la libertad, de quienes laboran en el establecimiento y de los visitantes.

 

La Comisión de Derechos Humanos envió la recomendación M-5/2017 del Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura dirigida al comisionado Nacional de Seguridad, Renato Sales, a quien le solicita realizar una valoración de las necesidades en materia de personal de seguridad, vigilancia y custodia que se requieran para garantizar la tranquilidad, disciplina y orden de esos penales.

 

Además, ofrecer a los internos acceso a la salud, a las actividades de carácter laboral, de capacitación, educativas y deportivas necesarias para alcanzar el objetivo de reinserción social.

 

A través de dicho mecanismo, la comisión supervisó ocho penales federales, además del complejo penitenciario Islas Marías y del centro de rehabilitación psicosocial, en Ciudad Ayala, Morelos.

 

Las cárceles visitadas, donde se observó inseguridad fueron el penal de Altiplano, en Almoloya de Juárez, Estado de México; Occidente, en El Salto, Jalisco; Noroeste, en Tepic, Nayarit; Oriente, en Villa Aldama, Veracruz; Sureste, en Huimanguillo, Tabasco; Nornoreste, en Durango, Durango; Norponiente, en Guasave, Sinaloa, además del de rehabilitación psicosocial, en Morelos.

 

También, el mecanismo visitó el complejo en las Islas Marías, Nayarit, integrado por cuatro centros denominados Aserradero, Bugambilias, Laguna del Toro y Morelos, que “no fueron objeto de recomendación alguna, toda vez que del resultado de las visitas de seguimiento no se desprende la subsistencia de situaciones de riesgo en materia de tortura o maltrato”.

 

Los penales federales del Estado de México, Nayarit, Veracruz, Tabasco, Durango, Sinaloa y de Chihuahua, presentaron insuficiencia de personal médico para la atención de los internos.

Además, en los de Nayarit, Tabasco y Durango, persisten las deficiencias en el suministro de medicamentos, aspecto que indicó la CNDH, inciden en la salud de los internos.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *