UAN SALE DE URGENCIA FINANCIERA 2017; PERO LA CRISIS CONTINUA

 

Carlos Rodríguez /

 

A pesar del rescate financiero de 360 millones de pesos del gobierno estatal a la Universidad Autónoma de Nayarit (UAN) para enfrentar compromisos de nómina, aguinaldos y prestaciones de fin de año a 6 mil trabajadores, la crisis financiera continúa.

 

La máxima casa de estudios de acuerdo con la Cuenta Pública del Ejercicio Fiscal 2015 en la auditoría del Órgano de Fiscalización Superior, presentó observaciones de fondo y de forma.

El 3 de junio del 2017, la Auditoría de Nayarit reveló que, en la revisión de las finanzas, la nómina de trabajadores, en diez nombres, de catedráticos, de una lista de seis mil empleados, no se justificaron erogaciones por 2 millones 116 mil 292 pesos anuales.

 

De la auditoría, que consta de 116 hojas, se desprenden gastos en viáticos, retenciones sin pagos de pensión alimenticia, pagos de compensaciones por trabajos especiales, transferencias electrónicas millonarias a trabajadores, retenciones pendientes de enterar a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público e Infonavit inconsistencias en comprobación de datos financieros.

 

El Órgano de Fiscalización detectó desvío de 578 millones de pesos que originó denuncia penal en contra del ex rector Juan López Salazar, quien cuenta con orden de aprehensión que a la fecha no ha sido ejecutada, ni se tiene la localización del ex funcionario universitario. Se desprende además en la revisión a las finanzas, que, por concepto de pensión alimenticia, se realizaron pagos sin que se compruebe que los beneficiarios hayan recibido dichos recursos por un importe de 791 mil 675 pesos.

 

Además el Órgano de Fiscalización Superior reveló otro presunto desvío de recursos por más de 583 millones 960 mil pesos en 34 observaciones a la Cuenta Pública 2015 de la Universidad Autónoma de Nayarit, de los cuales más de 323 millones 452 mil pesos fueron depositados mediante transferencia electrónica a la cuenta de un administrativo de nombre Ernesto Robles Delgado, con número de trabajador 35120, quien era vigilante del Cendi de esta casa de estudios, que por cierto ingresó a laborar en 2015.

 

De acuerdo con el expediente, hay un “anticipo a proveedores y conservación de edificios” por 10 millones de pesos, los cuales fueron transferidos a Miguel Ángel Perales Covarrubias, cuyo número de empleado era 18950.

 

Asimismo, en la póliza 01-I-132 documenta la transferencia electrónica al trabajador con plaza 18950 con cargo de vigilante a través de Banamex con número de cuenta bancaria con terminación 6252 efectuada en junio 2015 por 10 millones de pesos.

 

El 6 de marzo del 2017 se publicó la lista de privilegiados en nómina de la casa de estudios, entre ex aspirantes a cargos de elección popular, notarios públicos, ex funcionarios del gobierno estatal y magistrados del Tribunal Superior de Justicia estatal.

 

Entre ellos aparecían el presidente magistrado del Tribunal Superior de Justicia del estado, Pedro Antonio Enríquez Soto, con el número de empleado 48620 y con base tiempo completo titular C, por lo que percibe 17 mil 466 pesos mensuales.

 

El notario público número 13 en Tepic, José Luis Béjar Fonseca, aparentemente tiene una base de tiempo completo y recibe 11 mil pesos al mes.

 

Además, se registra con número de trabajador 18590 al presidente municipal de Tepic, ex presidente estatal del PRD en el estado y ex rector de la Universidad, Francisco Castellón Fonseca, con base de tiempo completo titular C, cuya nómina es de 17 mil 466 pesos mensuales.

 

En la revisión de la nómina se detalla además que Marcela Luna López, forma parte del personal docente activo. Es ex secretaria de Administración y Finanzas aparece con plaza número 17960 con plaza definitiva de base tiempo completo, titular C, con carga horario de 40 horas a la semana y percibe un salario de 12 mil 169 pesos mensuales, pero no se ha presentado a laborar desde que inició la administración del rector, Ignacio Peña González, en octubre de 2016. A la fecha, la lista de privilegiados no cambió, a pesar de la crisis financiera.

 

La Universidad Autónoma de Nayarit aglutina a más de 29 mil estudiantes en el nivel medio y superior, cuenta con un presupuesto anual de mil 763 millones de pesos, recursos vía estado y federación. Este año, el 2017, fue el año más complicado desde su creación en 1969.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *